En Desconocida Entropía solo hay una cosa que nos gusta más que el blanco y negro (nuestros colores), […]