Hemper, las cosas bien desde el principio

“Les pregunto a mis empleados: ‘¿Ustedes en qué industria creen que estamos?’.  ‘En la de indumentaria’, me responden. Incorrecto. Estamos en la industria de salvar al planeta.” Así es como Yvon Chouinard, dueño de la marca sostenible Patagonia, define su objetivo. Finalidad similar a la de la marca española Hemper.

Hemper es una marca de complementos de moda hechos con cáñamo. Mediante su venta quieren contribuir al desarrollo económico y social de Nepal a la vez que dan voz a la moda sostenible en España.

Para aquellos que aún no conozcan Hemper, hace un tiempo me colé en sus oficinas para hablar con Gloria Gubianas, cofundadora de la marca. No obstante, antes del charloteo toca conocer algunos de sus productos:

Y ahora, que ya hemos visto algunos de los diseños y productos de Hemper, es el momento de dar paso a la entrevista. ¡Llegan las pipas y el charloteo!

¿Cómo y cuándo surge Hemper? ¿Por qué Nepal?
Todo nació a raíz de un viaje de voluntariado. Después de éste queríamos encontrar una manera de seguir “ayudando” de una manera sostenible y a largo plazo. Para ello vimos que había que ganar dinero y empezamos a vender algo que nos enamoró de Nepal: productos artesanales hechos con fibra de cáñamo. Decidimos vender mochilas como representación del viaje. El dinero que obtendríamos con las mochilas sería para hacer proyectos con ONGs e impactar socialmente allí. Pedimos 50 mochilas, luego 100, y así sucesivamente hasta ahora. 

Desde un principio teníamos la visión de hacer una marca de moda, porque creemos que las marcas tienen poder de influencia en la sociedad y así podríamos concienciar a la vez que nos dedicamos a la venta de productos. Nuestro modelo a seguir siempre ha sido Patagonia y recientemente hemos descubierto VEJA, una marca francesa de zapatillas que nos inspira muchísimo. 

¿Cuántas personas sois actualmente?
Somos ocho personas en España y dos en Nepal. 

Empezamos 6 socios y, poco a poco, hemos ido creciendo. Todos los miembros de nuestro equipo son perfil junior, tenemos menos de 26 años. No todo el mundo trabaja a jornada completa claro, muchos lo combinan con los estudios. 

Esto  no lo hemos hecho de manera intencionada, pero ahora queremos mantenerlo. Creemos que así podemos mantener una estructura horizontal y promover el desarrollo profesional de los que trabajamos en la empresa.

¿Quién hace los patrones y diseños?
Pues los hacemos entre España y Nepal. Cada una de nuestras mochilas contiene la esencia, tradición y materiales de Nepal. Inspirada en sus colores y diseñada para el mercado de la moda occidental. 

Los diseños los hacemos aquí y también tenemos una diseñadora en Nepal (Nepalesa) que se dedica a hacer los patrones, control de calidad y también aporta en los diseños. 

¿Cómo fueron los inicios? ¿cómo lograsteis haceros un hueco en esta industria?
Los inicios son y fueron muy duros. Empezamos recorriéndonos los Pop ups y mercadillos, como la mayoría de marcas y trabajamos 24/7 para que esto salga adelante. Realmente cuando descubrimos que el ecommerce era nuestro fuerte fue bastante clave para poner foco en ello y no dar palos de ciego. 

Ahora queremos entrar más en el mundo de la moda pura y dura, ya que de momento no consideramos que estamos dentro de la industria. Tenemos que poner mucho empeño y trabajo en el diseño del producto, adaptando bien la tradición de Nepal y su esencia con las tendencias de moda occidentales. Por otro lado, también debemos trabajar en nuestra imagen de marca, fotografía y medios, y es aquí donde creemos que tenemos el reto: hacernos un hueco en la indústria de la moda. 

Los momentos más difíciles a los que os habéis enfrentado.
Sin duda siempre se presentan en Nepal o tienen relación con ello. 
A nivel cultural es un choque bastante fuerte. No es lo mismo viajar que trabajar en un país como Nepal. 

En primer lugar la barrera de la distancia es muy complicada y tenemos que visitar bastantes veces el país para ganarnos la confianza de los proveedores y avanzar en la producción. 

Por otro lado, la cultura es totalmente diferente, son dos mundos distintos. Por eso muchas veces aunque nos entendamos “lingüísticamente” por decirlo de alguna manera, ellos entienden un concepto y nosotros otro. Por ejemplo, no tienen los mismos estándares de calidad que nosotros, no entienden que nos preocupemos por el medio ambiente, entendemos los colores de manera diferente, la organización… 

Todo esto más intentar hacer las cosas de una manera responsable es muy complicado y, sobre todo, muy lento y además muchas veces por nuestra inexperiencia y la suya hemos tenido grandes meteduras de pata. 

Cada vez más marcas se suman a la moda sostenible (slow fashion) consideras que es por moda o por concienciación.
Soy de esperar lo mejor de las personas así que creo que es por concienciación, y en el caso de que sea por moda pues mejor, cuanta más gente se sume al movimiento antes vendrá el cambio del sistema de consumo que tenemos actualmente. Y si hay alguien que lo hace por moda, pues al final el consumidor se dará cuenta. El consumidor cada vez es más inteligente y exigente.

¿Qué hace Hemper por el medioambiente y por la sociedad?
Nuestra misión es mediante una cadena de valor de impacto positivo e iniciativas de la comunidad alrededor de la marca; contribuir al desarrollo social y económico de Nepal e impulsar la moda sostenible en España.

Nuestro propósito al principio, era simplemente recaudar dinero para ONGs. Sin embargo nos dimos cuenta de que ese no era nuestro estilo por diferentes motivos: no participamos de los proyectos nosotros, no había un seguimiento de qué pasaba con ese dinero, y lo que nos parece más clave, es que no teníamos en cuenta a las personas que participaban de la confección de nuestras mochilas. 

Por estos motivos, decidimos que enfocaríamos nuestro impacto de la siguiente manera:

  1. Una producción completa en Nepal, liderada por emprendedores locales provenientes de zonas rurales y castas más bajas. Respetando los procesos artesanos y tradicionales del país.  (El sistema de castas en Nepal, se prohibió hace 10 años, pero aún permanece en la sociedad. Este sistema se basa en que según tu apellido y tu familia, tienes acceso a unas oportunidades, trabajos, etc.) 
  2. Las personas que estás en la producción deben de venir de colectivos vulnerables. Todas las personas que participan en el proceso de producción, provienen de áreas rurales o no tienen la educación terminada. El colectivo que consideramos que es el corazón de Hemper y con el que más trabajamos, son las 12 mujeres que hacen las telas de nuestras mochilas. Estas telas además son lo que nos diferencia del resto de complementos de moda y lo que hace a nuestro producto más especial. 
  3. Programa de beneficios sociales: Parte de nuestros beneficios van destinados a este programa. Son servicios que ofrecemos a la comunidad dónde se confeccionan las telas, para fomentar su desarrollo. Tenemos tres proyectos en marcha:
  • Tuition program: refuerzo escolar a los hijos de las trabajadoras. Cada tarde viene una profesora durante dos horas. 
    Los hijos de las productoras tienen más riesgo que otros de abandono escolar, ya que sus familias no están educadas, trabajan y no pueden financiar y apoyar a sus hijos en este apartado. Con estas dos horas diarias de refuerzo no solamente queremos dar más oportunidades a estos niños, sino que también dejamos tiempo a las madres para que puedan dedicarse a las tareas que consideren. 
  • Waste management program: formación en recogida de residuos y reciclaje. En Nepal no existe una educación sobre la gestión de residuos ni un sistema como en España. La basura se acumula en los jardines, calles o se quema, que es peor. Este programa ha enseñado a la comunidad la importancia de la gestión de residuos, por las enfermedades que pueden provocar. 
  • Empoderamiento de mujeres: este es nuestro programa más reciente. Queremos trabajar directamente con las productoras, para darles conocimientos y herramientas. Que sean ellas mismas las líderes del cambio en la comunidad. Hemos trabajado en igualdad de género, nociones básicas de planificación y gestión, higiene…

Para ser moda sostenible no solamente trabajamos en las personas, sino que nos esforzamos en tener un producto y procesos con el menor impacto medioambiental.  

Recuperamos el cáñamo que es una fibra que era tradicional en Nepal con unas características muy buenas y que se está eliminando por culpa del fast fashion. También empezamos a trabajar con tintes vegetales. 

Y más allá de la producción: Además de nuestra cadena de valor trabajamos en impactar positivamente un poco más fuera de nuestra “familia” interna. 

Muy pronto vamos a lanzar algo llamado “Amiga community”, que son todos aquellos proyectos o iniciativas con personas, fuera del equipo, pero que nos ayudan a cumplir nuestra misión. 

Por un lado dar voz a la moda sostenible, en la que hacemos eventos como el repair café con costureras que voluntariamente ofrecen su tiempo para contribuir con la causa. 

Y por otro lado para contribuir al desarrollo económico y social en Nepal hacemos proyectos de transformación social y educación en Nepal. 

Por ejemplo Kamala street art es uno de los proyectos con el que estamos preparando un festival de arte urbano en Budhanilkantha el año que viene. Pretendemos colaborar con el desarrollo social de Kathmandú a través del arte y la educación como herramientas de rehabilitación y transformación del entorno urbano.

Hace relativamente poco habéis conseguido la certificación Fair Trade y BCorp. Para quién no la conozca ¿podrías explicar brevemente en qué consiste y qué significa para vosotros?
La certificación fair trade o en España llamada “comercio justo” trata de asegurar al consumidor que los productos que compra están producidos por personas en unas buenas condiciones y un salario digno. Además también respetando el medio ambiente, con alguna causa solidaria detrás y probablemente empleando a algún colectivo vulnerable. 

Esta certificación la tiene la fábrica, no la marca comercial. Nosotros estamos trabajando con nuestro principal proveedor para que él la obtenga. Estamos tratando de tener todos los justificantes para presentar la solicitud. 

Por otro lado en España estamos trabajando para obtener la certificación Bcorp en Hemper, que justificaría que Hemper es una empresa social, además de tener la certificación de nuestros proveedores fair trade

Desde que empezamos nos obsesionamos con obtener esta certificación, Bcorp. Patagonia, nuestro principal referente, es uno de los mayores promotores. 

La comunidad de empresas B Corps forma un movimiento global de más de 2.500 compañías en 50 países y 130 sectores con un único fin: que un día todas las compañías compitan por ser las mejores para el mundo, y, como resultado, la sociedad camine hacia estadios de bienestar compartido y durable superiores.

Las empresas con la certificación B Corp van más allá del objetivo de generar ganancias económicas e innovan para maximizar su impacto positivo en los empleados, en las comunidades que sirven y en el medio ambiente. Alcanzan los más altos estándares de desempeño social y ambiental general, transparencia y responsabilidad y aspiran a utilizar el poder de los negocios para resolver problemas sociales y ambientales.

Para nosotros obtener la certificación nos ayuda a dos cosas principalmente: 

  • De puertas hacia fuera: respaldar y asegurar al cliente que están haciendo una compra justa. Posicionarnos al lado de los referentes de sostenibilidad a nivel global y pertenecer a una comunidad de empresas líderes. 
  • De puertas hacia dentro: una hoja de ruta, objetivos, y siguientes pasos para ser cada vez una empresa más responsable. 

Conseguimos la certificación a principios de 2019; ha sido uno de los mayores logros de la empresa, ya que los estándares son muy elevados y muy pocas empresas a nuestra “edad” y con nuestra magnitud lo consiguen. 

Hoy somos la segunda marca de moda con la certificación Bcorp en España. 

¿Qué beneficios tiene el cáñamo respecto al resto de materiales?
La verdad es que nosotros nos topamos con el cáñamo de pura casualidad y no sabíamos lo espectacular que es esta fibra téxtil. Por eso queremos que nuestros productos tengan un alto porcentaje de esta fibra y darla a conocer en el mundo de la moda. 

  1. No necesita ni herbicidas ni pesticidas ya que no sufre plagas.
  2. Solo se utilizan 200-500 litros de agua para producir 1kg de cáñamo seco. En cambio, para cultivar un 1kg de algodón se necesitan 10 veces más.
  3. Es la planta con mayor poder regeneración de O2. Desintoxica el sustrato y previene su erosión.
  4. Se puede cultivar hasta 4 veces más cáñamo que algodón en la misma superficie.
  5. La fibra textil es muy resistente, dura más que las prendas de algodón y no pierden la forma tan fácilmente. También matan a las bacterias, haciéndolas naturalmente antimicrobianas y bloquean la luz ultravioleta. 
  6. Tiene una una mejor capacidad de térmica en comparación con todas las otras fibras, lo que significa mantener el interior fresco en verano y cálido en invierno. 

De vuestras ganancias un % se va a proyectos sociales. ¿A cuál/es?
Pues a la parte de beneficios sociales que tenemos en Nepal que he comentado al principio. Y por otro lado a todos los proyectos de la “Amiga Community” que he comentado antes.

Hace unos meses habéis comenzado a realizar unos eventos especiales: Repair Café. ¿En qué consisten?
El Repair café es un evento que organizamos en el que invitamos a nuestros clientes y toda la gente que quiera reparar su ropa. 

El repair café no lo hemos inventado nosotros, es un movimiento que surge en Holanda con el objetivo de recuperar la cultura de reparar. 

Con este proyecto queremos concienciar sobre el impacto que tienen los residuos textiles en el medio ambiente, y que con un hilo y una aguja puedes volver a tener tu camiseta como nueva, sin necesidad de tirarla y comprarte otra.

Queremos hacer ver a la gente que no tenemos que llevar esta vida consumista de usar y tirar. 

Desde vuestros orígenes habéis ganado bastantes premios al emprendimiento. De hecho, en febrero de 2018 ganasteis la edición española del Global Student Entrepreneur Awards. ¿Qué supone este tipo de reconocimiento para vosotros y como empresa?
Reconocimientos como este nos ayudan a tener más credibilidad y sobre todo difusión, que en los inicios ambas son muy importantes. 

¿Qué os inspira?
Nos inspira sentir y ver que estamos cambiando la forma en la que se han hecho las cosas hasta ahora. Por ejemplo: que unos chavales estén poniendo patas arriba la forma en la que se produce en Nepal, sin tener en cuenta muchas cosas: y ahora se trabaja por la calidad, el medio ambiente y las personas . Que en España estamos reivindicando que se consuma y se produzca de manera responsable, e intentando que se produzca un cambio en este sector . Y, sobre todo, nos inspira que un montón de gente quiera hacer cosas con nosotros y tenga iniciativas para poner su granito de arena y cambiar el mundo. 

¿Dónde se pueden comprar vuestros productos?
En nuestro showroom de la Calle Valverde 39 y en nuestra web 🙂

¿Habéis colaborado con otras marcas?
¡Sí! pero pocas veces. Hemos hecho un par de colaboraciones de producto y algunas en Redes. De cara a un futuro queremos plantear colaboraciones estratégicas y más potentes.

¿Os han copiado el estilo y patrones?
El cáñamo se utiliza para muchos souvenirs que hay en Nepal. Todo lo que hemos diseñado está, en principio, protegido pero nos ha costado, ya que cuando empezamos y no teníamos la confianza de los proveedores ni ningún tipo de contrato cada uno hacía un poco lo que le daba la gana. Ahora, aunque hay mucha gente que pide nuestros modelos, no se pueden producir para alguien que no seamos nosotros. Aún así, existen mochilas de cáñamo con el mismo material y patrón parecido, que pueden dar a equívocos, haciendo pensar que son nuestras, pero no tienen el mismo diseño y mucho menos la misma calidad. 

¿Qué es MADE IN NEPAL?
Made in Nepal es una campaña en la que jugamos con el “made in” que todo el mundo quiere esconder. Nosotros lo comunicamos: producimos en Nepal, estamos orgullosos de ello y lo enseñamos de la manera más bonita que sabemos. Nepal es nuestra esencia y corazón, donde las cosas y la magia sucede . 

Va acompañada de diferentes lookbooks en localizaciones de Nepal con modelos locales. 

¿Puedes adelantarme en qué estáis trabajando en Hemper ahora?Estamos trabajando en una nueva colección y campaña. Como he comentado antes queremos dar el salto y adentrarnos al mundo de la moda pura y dura. Hemos estado diseñando mochilas con nuevas telas de cáñamo y tintes totalmente naturales, materiales de más calidad y diseños más avanzados. Hemos colaborado con una diseñadora Giulia Venerandi, situada en Londres en el mundo del high fashion

Gloria, para concluir, ¿te gustaría añadir algo?
Creo que al final, lo que más nos gusta e inspira de Hemper es que podemos dedicar nuestra carrera profesional a poder generar un impacto en este lugar que tanto nos fascina que es Nepal. Además permitir a las nuevas generaciones que cambien el mundo con sus decisiones de compra. Creemos firmemente que si Hemper llega lejos, podemos contribuir a que Nepal salga de la pobreza, gracias al cáñamo, una de las fibras del futuro de la moda sostenible.

Ficha de la Co-fundadora:

Gloria Gubianas: Nació en Barcelona en 1995. Graduada en LEINN (Liderazgo Emprendedor e Innovación). Fue elegida en 2019 “Mujer emprendedora del año en España”. Podéis conocer más sobre ella en este vídeo.

¡Mil gracias Gloria por tu tiempo y a todo el equipo de Hemper por el trabajo que hacéis día tras día!
Y tú, desentrópico o desentrópica recuerda que puedes seguir todas las novedades de la marca e incluso comprarte alguno de sus productos en su webInstagram y Facebook Además, si quieres saber más del impacto positivo de Hemper puedes descárgate aquí su reporte de sostenibilidad.😉